Línea erótica

Written by admin

486270_374748589275686_1447902448_n

Un par de días pensando:

¿Lo hago? , No, no… ¡Paso! … ¡Estaría bien yo creo!… Podría resultar divertido y ¡Hasta morboso!! No, no… ¿Para qué? ¡Para nada! Bueno, para nada ¡Tampoco!!… ¿Me gustaría que me lo hicieran a mí???… ¡SÍÍÍ!

¿Y si piensa que…? ¡Me dá igual! Yo sé exactamente porqué lo hago… Si él cree o deja de creer… ¡Allá él! ¿Lo hago? … Que sí, caramba, jejeje ¡Y ahora!

He fantaseado mucho con su voz… Ahora me apetece oirla… y sentir su reacción a la mía…

¡Jo, que nervios!!

Marqué su número…. Me sentía traviesa… Y emocionada, ¡como si estuviera a punto de salir por sorpresa de una enorme tarta de nata!!

- Dígame…

(voz comercial):

- Buenos días, ¿Fulanito?

- Sí,? Dígame…

- Soy “Juguetona” (Mi nombre) Le llamamos por si no está usted ocupado en este instante, hacer realidad su fantasía erótica de sentir la voz de una  perversa en su oído… Pero sólo durante 5 minutos exactos…

- ¡Juguetona! … ¡Qué fuerte!!… No me lo puedo creer… uffff… ¿Eh?? ¿Número oculto? ¡Ya te vale!!

- Yo también me alegro de escucharte… Aunque sea poner faltas…

- No, no, perdona… ¡Jo! ¡Qué voz más bonita tienes!… Supera mi fantasía … Es muy tierna y sensual, jeje… Nada de perversa…

- La tuya suena … extraña…

- ¿extraña? ¡J*d*r!! ¡Es que no te esperaba!!

- ¿Es una queja o una justificación?…

- Es sorpresa justificada y perplejidad y… alegría ¡J*d*r! ¿te he dicho que tienes una voz preciosa?

- Sí, es lo único bonito que me has dicho… Eso y j*d*r… ¿Es a lo que asocias mi voz, a sexo? … ¿Ahora es cuando me preguntarás que llevo puesto? ( Muy relajada hablando) Te quedan apenas dos minutos… te sugiero que los aproveches bien… No todos los días voy por ahí haciendo realidad las fantasías eróticas de los hombres…

- No, ahora te voy a preguntar porqué pone aquí número oculto (Se le notaba nervioso, hablaba muy rápido) ¡es que no puedo contigo!! ( ¿Enfadado?)

- Como quieras… te lo explicaré, pero consumirás en eso el par de minutos que te queda para disfrutar de tu fantasía, mejor dicho minuto y medio ya…

(Pausadamente) En mi móvil, en Herramientas, hay una opción…

- ¡Eeeeyyy! (Riéndose) ¡No seas cruel! Eso no se hace, hombre… ¡operadora quiero 10 minutos más!!

- 55… 54… 53…

- ¡J*d*r! ¡Que me pongo nervioso!! Como se te ocurra volver a desaparecer…

- ¿Me estás desafiando? 15… 14… 13…

- ¡Juguetona! ¡Por tu padre! ¡Dime tú número o la dirección de correos, de una vez!… ¡Dios! ¿Dónde hay un boli aquí? ¿Cuánto me queda?

- 6…

- ¡Deja de contar, j*d*r! que parece que me va a estallar la bomba justo en el pecho!!

- ¡Pero si te estaba dando mi número de móvil!!

- Vale, vale, perdona, jejeje ¡Dime dime!!

- 6 xxxxx (mi verdadero número) x… (y con premeditación y alevosía, jijiji, cuando faltaban los dos últimos números, perversamente , me tapo la nariz y poniendo voz de operadora) : Lo sentimos… su tiempo se ha agotado…

- ¡J*d*r! ¡No me puedes hacer eso!! ¡Oye, “Juguetona” (mi nombre) ¡Oyeee!! ¿Hola?? ¡La madre que la parió!!!

- (con la nariz aún tapada) Para cualquier reclamación diríjase a: (Dirección real). Hotmail.com)… En horario de 22’00 a 24’00 horas de la noche… (Pulsé el símbolo de colgar, sin titubear) bip…bip… bip…

Que sepa que cedo, sí… Pero que soy ¡mala malísima!!! ¡Que no se pase de nuevo conmigo ¡Ni un pelo! jijii ¡Porque no tendré piedad!!!

Juguetona.

Los chats y Facebook son las vías mayoritarias para practicar cibersexo

Written by admin

Las mujeres suelen mantener relaciones virtuales con sus parejas, mientras que los hombres prefieren a terceras personas

1271979935884_f

Los chats y Facebook son, en este orden, las herramientas digitales favoritas para mantener relaciones de carácter sexual a distancia, por delante de los teléfonos, tanto móviles como fijos, u otras redes sociales, como Twitter. Un estudio presentado en la última edición de un congreso especializado en México por la investigadora Robertha Medina Aguirre demuestra que quienes llevan a cabo estas actividades siguen prefiriendo el texto al audio y el vídeo.
El informe, elaborado a partir de una encuesta de 23 preguntas respondidas por más de mil hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 13 y los 63 años, evidencia que ellas suelen entablar estas conversaciones con sus respectivos compañeros, mientras que los varones se decantan más a menudo por terceras personas. En cambio, ellos son más proclives a compartir fotografías en este contexto que las usuarias de tecnología.
La autora no duda en afirmar en las conclusiones de su trabajo que la mayoría de los sujetos que han contestado al cuestionario han practicado alguna modalidad de cibersexo. En general, los participantes en esta experiencia virtual sostienen que al interactuar por la web o a través de un dispositivo móvil con alguien distinto a la propia pareja se está cometiendo una infidelidad.

 

Esto fue lo que imagine mientras me duchaba…

Written by admin

595882830_KIQTSULHRMHXTER

Estabas sentado allí viéndome a través del vidrio de la ducha. No te veía a los ojos pero el saber que estabas atento a cada movimiento

me perturbaba, haciéndome sentir coqueta y melosa…

Inclinaba mi cabeza hacia el agua dejándola resbalar por mi rostro, por mis senos desnudos, mis pezones endurecidos un poco por la excitación y otro poco por saberte tan cerca, dejaban caer alguna gotita juguetona que se quedaba prendida.

Me encanta el olor del gel de ducha, aquí poco se usa el jabón en pastillas por lo que tome la esponja mojándola en gel y comencé a frotarla suavemente por mi piel húmeda, te veía por el rabillo del ojo intentando adivinar tu reacción, pero tu seguías impasible.
Mi cuerpo lentamente comenzó a llenarse de espuma, que despedía un rico aroma floral. Mis manos iban y venían desde mi cuello, pasando levemente por mis senos y bajando hasta mi vientre…
Quería alguna respuesta tuya a lo que me veías hacer, así que me volví mas atrevida…jugué con mis pezones, tomándolos entre mis dedos y pellizcándolos suavemente, imaginando que eran tus dientes que los mordían.
Recorrí con mis manos mis caderas, como si tomara con ellas la medida, como harias tu si estuvieras acariciándolas.
Me giraba un poco, dándote la espalda, para que me vieras de perfil y también para mostrarte por entero mi espalda y mis nalgas…
Cada movimiento me excitaba poco a poco…quería provocarte, irte encendiendo, que en algún momento quisieras entrar en la ducha conmigo y romper con aquella distancia…
Pero no…seguías allí, quieto, tan solo mirándome…
Me senté en el descanso de la bañera…pegando mi espalda a la pared, levantando mis piernas como si descansara allí por casualidad, las separe muy lentamente, interesándote en lo que vendría a continuación…
Con la ducha en la mano y cambiando la intensidad del agua, la acerque a mi vagina…mmm que rico se sentía el agua tibia resbalando entre mis labios…
Poco a poco fui separándolos con mis dedos y la presión del agua se sentía deliciosa, imaginaba que era tu lengua buscando puntos de máxima excitación, era una sensación maravillosa la que me fue invadiendo,asi que sin apartar el agua me deje llevar…
Me puse a tal punto que deslice mi mano y comencé a frotar mi clítoris, estaba durito, hinchado…mmm imagine tu pene rozándolo, acariciándolo entre la humedad ufff… me encanta que me veas asi…, sabia que estabas allí observándolo todo y eso me puso a mil…
mis dedos pasaban de frotar a hurgar en mi vagina…hasta sentir pequeñas contracciones…uffff que daría porque justo en ese momento me penetraras…que entraras en mi con fuerza…arrancándome otra explosión!!
El agua siguió cayendo, mi cuerpo hambriento de ti no paraba de temblar, estaba completamente húmeda, tanto por dentro como por fuera y de nuevo sentí mi vagina contraerse, mucho mas fuerte esta vez y abandonándome a este nuevo orgasmo sentí que con tus manos…apartabas las mias y empuñando tu falo entraste en mi…
oh! que manera de romper las distancias…de estrechar esa linea que nos separaba…
En dos movimientos me colocaste sobre ti, y asi, te cabalgue divinamente…apretándome contra ti a cada oleada de placer…hasta que te descargaste en mi con una fuerza tal que desencadenaste muchas contracciones…deliciosas contracciones…

jugando con la webcam (video)

Written by admin

198869_654731331220486_983809264_n

Lo hago por que me gusta, me da igual lo que piensen de mi, me gusta el sexo y el cibersexo y lo practico a diario.
Solo  pido dos cosas, primero, que tengas cierto respeto, y segunda, que fantasees pensando en mi 

 

Bailando en mi cuarto ¿Me acompañas :$?

Written by admin
189456_155373004587072_713770194_n
Este es un video viejito , espero tener tiempo y hacer uno mas actualizado jeje . No me gusta escuchar regueton pero si me gusta bailarlo, pienso que es un baile muy sexual , donde debes mover tu cuerpo al ritmo de la musica .
Pero lo que mas me encanta es que me vean cuando bailo ,siento que me vuelvo otra persona   me olvido de todo……En fin espero que les guste ;)

SENTIDOS QUE MÁS EXCITAN…

Written by admin

190270_364202583664079_252603031_nSENTIDOS QUE MÁS EXCITAN…
(Por orden de preferencia)

 A LOS HOMBRES:

Vista
Tacto
Olfato
Gusto
Oído

A LAS MUJERES:
Olfato
Oído
Vista
Tacto
Gusto


PARTES DEL CUERPO QUE EXCITAN MÁS…
(Por orden de preferencia)

A LOS HOMBRES:
Trasero
Piernas
Ojos
Boca
Nariz
Manos

A LAS MUJERES:

Ojos
Manos
Boca
Trasero
Piernas

¿QUÉ NOS EXCITA SEXUALMENTE?

Written by admin
Tanto las partes del cuerpo que llaman más la atención del sexo contrario como los órganos de percepción que en unos y o 
 

tras predominan a la hora de la excitación sexual son distintos en hombres y mujeres. En ese sentido -según los expertos-, los hombres suelen fijarse primero en el trasero y en las piernas de las féminas mientras que éstas centran su atención primigenia en los ojos y en las manos de los varones. Algo que viene condicionado por los órganos a través de los cuales nace inicialmente esa excitación y que en los hombres son principalmente la vista y el tacto mientras en las mujeres priman el olfato y el oído.

 
El goce sexual es una necesidad que el ser humano precisa imperiosamente satisfacer por naturaleza. Algo imprescindible y genéticamente tan natural como amar, respirar, comer, beber o defecar. Y ello es así aunque condicionamientos culturales de diversa índole -normalmente de origen religioso o sanitario- lo hayan intentado convertir a lo largo del tiempo en un asunto moral o ético, máxime en esta cultura del pecado en la que se halla inmersa buena parte de la sociedad actual. Tema escabroso del que hoy no queremos hablar aun cuando somos conscientes de que se trata de un problema grave que condiciona la vida de muchas personas dificultando su posibilidad de realizarse y ser más feliz. 

296388829_235e830524_m

Lo importante en cualquier caso -y en eso coinciden todos los expertos- es que el deseo sexual tiene un origen genético en TODOS los seres vivos -independientemente de su nivel evolutivo- motivado por el impulso que lleva a cada especie a perpetuarse reproduciéndose. Obviamente, ese deseo, esa necesidad -instintiva y propia de todos los animales sexuados- es distinta en cada especie y nivel. Y así, en el ser humano ha sido barnizada y mediatizada por multitud de factores bien conocidos. Al punto de que hoy vivimos en una sociedad internacional pero no uniforme en la que conviven simultáneamente morales locales más o menos extensas -pero comúnmente asumidas en su ámbito- que lo mismo consideran aceptable la monogamia que la poligamia, la abstinencia sexual o el celibato de por vida que la promiscuidad mas absoluta, la fidelidad extrema que el intercambio de parejas…
En todo caso, no es éste el lugar ni el momento de tratar tema tan complejo. Nuestra intención es menos ambiciosa: pretendemos sólo explicar -y de manera muy simple y sencilla- qué partes del cuerpo son las que -siempre según quienes de esto saben mucho más que nosotros- excitan sexualmente con mayor intensidad a hombres y a mujeres. Y, por supuesto, qué órganos sensoriales son los que llevan a que eso -de manera puramente inconsciente- sea así.

normal_astarebrilla

LA EXCITACIÓN DE LA LIBIDO

Qué duda cabe de que el grado de conocimiento científico actual nos permite conocer y analizar en buena medida las pautas que llevan a lo que ha dado en llamarse “estado de excitación sexual”. Conocimiento que se basa en los procesos -especialmente bioquímicos- que hoy sabemos tienen lugar en el interior de nuestro organismo y del que no vamos a hablar con la precisión que cabría por resultar innecesario en un artículo divulgativo de características como el que nos ocupa.
Sí conviene decir, en cualquier caso, que las reacciones originadas por cuestiones sexuales crean una especie de circuito cerrado entre la mente y el cuerpo físico que gira vertiginosamente retroalimentándose y provocando descargas hormonales que, a su vez, provocan procesos mentales focalizados con el futurible gozo sexual. Obviamente, los órganos físicos suelen ser los primeros en desencadenar el proceso ya que el organismo tiene a su disposición emisores y receptores que -sobre todo en ciertas especies animales- son tremendamente sofisticados. Aunque no tanto en el ser humano porque el grado de socialización actual no suele hacerle tener que buscar pareja mucho más allá de su entorno como ocurre, por ejemplo, con algunas aves e insectos.
Por otra parte, los órganos receptores -desde el punto de vista sexual- no están igualmente desarrollados en el hombre que en la mujer. Hay algunas diferencias tanto en la calidad como en la cantidad de las emisiones.
443192148_40ac30e941_m
LOS HOMBRES Y LAS MUJERES NO PERCIBEN IGUAL
En suma, los expertos explican que los órganos físicos que excitan la libido son básicamente los mismos en el hombre y en la mujer pero saben igualmente que éstos no actúan ni con la misma intensidad ni en el mismo “orden”.
En ese sentido, quienes de esto saben aseguran que en el caso de las féminas el órgano sensorial que primero actúa -o se “activa”- a la hora de excitarse es el olfato, siguiendo -por orden de inmediatez e intensidad- el oído, la vista, el tacto y el gusto. Por el contrario, en el caso de los varones el órgano que prima y que más excitación provoca en él es la vista, seguidos -en este orden- por el tacto, el olfato, el gusto y el oído (estos dos últimos pueden cambiar de lugar según los patrones estéticos).

 

2947298979_1b230d9b88_m1
CUESTIÓN GENÉTICA
¿Y por qué el órgano sensorial que más excita a las mujeres es el del olfato?, se preguntarán muchos de nuestros lectores. Pues la verdad es que no se sabe a ciencia cierta… pero así es. Los investigadores entienden, eso sí, que la causa debe estar en su mayor desarrollo debido a las experiencias de la especie que han tenido lugar desde el principio de los tiempos y que deben haberse transmitido genéticamente generación tras generación. E infieren que la causa ha de estar en la necesidad que tenían las hembras -durante la noche más oscura de la humanidad, en el sentido etimológico del término- de distinguir a distancia el olor o el lamento -llamada- de su “cachorro” entre los demás de la “manada”. Ello sería -dicen- lo que habría hecho desarrollar más a la mujer los órganos del olfato y el oído. Algo que explica también un hecho conocido y constatado: la facilidad que tiene la mujer que recientemente ha dado a luz de identificar a su hijo la segunda vez que lo tiene delante por el olfato.
89/astarebrilla
Por el contrario, el hombre ha desarrollado más a lo largo de la historia dos órganos distintos -la vista y el tacto- por la sencilla razón de que los necesitaba usar con más frecuencia. No en vano durante millones de años el hombre se ha caracterizado por su condición de cazador, lo que precisaba de una vista aguda y de saber elegir -a ciegas muchas veces- el arma o el camino que le orientaran hacia su refugio.
Esa es la razón de que a los hombres -cuestión visual- le exciten la libido los colores vivos (por eso ellas se pintan los labios de rojo) mientras las mujeres se excitan -cuestión olfativa- con los aromas naturales de flores o bosques. Lo que se debe, en suma, a algo que permanece en el inconsciente colectivo.
QUÉ PARTES DEL CUERPO NOS EXCITAN MÁS
Las partes del cuerpo que llaman más la atención de uno y otro sexo también son diferentes; al menos, eso aseguran quienes han estudiado el asunto. Y así, las partes del cuerpo masculino en las que primero se fijan las mujeres cuando conocen a un hombre son -y por este orden- los ojos, las manos, la boca, el trasero y las piernas. Los hombres, por su parte, valoran en primer lugar el trasero y luego las piernas, los ojos, la boca, la nariz y las manos. (Hay que añadir que según los expertos el orden puede variar un poco según nos encontremos en unas latitudes a otras. Como es igualmente obvio que las preferencias aquí reseñadas son de carácter general y pueden o no coincidir en el orden con las del lector).

 

2947298979_1b230d9b88_m1
En ese sentido, llama precisamente la atención que entre las partes del cuerpo femenino que más excitan a los hombres no aparezcan en uno de los cinco primeros lugares los pechos, tantas veces objeto de culto -e, incluso, de fetichismo- por parte de la sociedad anglosajona y, muy especialmente, la norteamericana. Pero afirman quienes saben de esto que normalmente pasan a un segundo plano si los otros aspectos enunciados resultan satisfactorios a la vista.
217--astarebrilla
Datos estos que, en definitiva, corroboran lo ya apuntado por muchos antropólogos e historiadores: que la reproducción y la supervivencia se valen de la manifestación física para que no desaparezca la especie. Porque no deja de ser curioso comprobar cómo en casi todas las especies animales las hembras eligen al más fuerte de los machos porque eso les asegura la protección y una descendencia sana y fuerte. Y de ahí que se fijen primordialmente en la mirada -en su determinación-, en las manos -herramientas de su fortaleza- y en su boca -y, por ende, en su dentadura, símbolo de su capacidad para obtener alimento-. Lo mismo que los hombres, de forma instintiva aún hoy, centran su atención en el trasero -necesidad de perpetuarse ellos mismos y la especie- y en las piernas -fortaleza para que la hembra pueda seguirles y servirles en el hogar mientras ellos van de caza en busca de alimento-.
Obviamente, en nuestra sociedad moderna tales valores han cambiado sustancialmente y las hembras tienden a buscar al más inteligente ya que es él quien mejor puede sobrevivir en las actuales junglas de asfalto. Sólo que ello, hoy por hoy, no puede impedir que aflore en ella inconscientemente lo que se halla inscrito en su interior

Confesiones: se la chupe a un amigo

Written by admin

Mamando-verga-1-415x276La semana pasada nos fuimos a la playa como cualquier domingo, con nuestras sillas, sombrilla y comida incluida, allí tumbados los dos juntos, bajo el sol y a la vista de los demás bañistas que copan la zona en esta época del año, él no paraba de tocarme los pechos simulando que me extendía la crema, rozaba y rodeaba un pecho y se centraba en el pezón como para ponerlo duro, cosa que conseguía en segundos y a continuación se centraba en el otro para que no estuviera distinto. Paseaba la yema de sus dedos por entre los pechos, haciendo círculos concéntricos sobre las aureolas para terminar en el volcán de mis pezones. En esta guisa estuvo varios minutos intercambiando pechos con vientre, jugando con el ombligo y sobre todo por la parte más baja metiendo, como el que no quiere la cosa y de forma “aparentemente” distraída los dedos entre la braguita, alcanzando lentamente el vello que puebla la parte superior de mi sexo, llegando incluso en una ocasión a profundizar y, bajando sus dedos de forma sensual y cálida, sentí como abrió mis labios vaginales y llegó a tocarme el clítoris. La situación era muy embarazosa para mí y aunque me gustaba mucho porque me estaba poniendo cachonda, por otro lado me daba mucha vergüenza pensar que alguien nos llamara la atención porque se diera cuenta de que no era una simple untada de crema. A pesar de todo no puse impedimento y cuando pasado un rato nos tumbamos boca abajo, yo a él y él a mí, nos pusimos los bañadores metidos por la rajita del culo para que los cachetes también se pusieran morenitos. Yo sé que a Pedro también le dio un poco de vergüenza pero a su vez le excita que a mí me guste ponerle el bañador bien metidito. La verdad es que esta acción también me excito muchísimo, sintiendo cómo se humedecía mi coño…

Pasamos la tarde y cuando llegamos a casa,  nos salimos los dos a la terraza y sin pensarlo, ni planearlo, nos pusimos muy cachondos porque comenzamos otra vez el toqueteo y, sentados frente a frente, el sacó su pene que rebosaba de amplitud y dureza saltando fuera del bañador de forma lasciva y yo, le devolvió el gesto abriéndome de piernas y situando una de ellas sobre el apoyabrazos de modo que dejaba todo mi coño a su vista, apartándome a un lado la braguita, me abrí los labios sintiendo cómo estos estaban abultados y húmedos.

El comenzó a frotármelo y a excitarme de tal forma que llegó un momento que no me di cuenta de que nos podían pillar. Me lubricaba aún más con su saliva, metiéndose dos dedos en su boca, estimulaba los labios explorando todo su interior de modo que llegaba perfectamente al clítoris… así que decidimos irnos al baño y ducharnos juntos.

Mientras el agua corría entre nuestros cuerpos empezamos otra vez con el ritual de toqueteos, él me acariciaba los pechos, yo le chupaba la verga, le succionaba con tal fuerza que parecía que quería sacar todo su jugo y el no paraba de tocarme y lamerme hasta que no pudo resistir más y nos sentamos como pudimos y comenzó a hacerme una paja tocándome el clítoris con un dedo y metiendo dos o tres dedos por mi vagina.

Al principio iba suave para preparar el terreno pero cuando notó que yo estaba a punto, comenzó con fuerza tanto con los dedos que estaban masajeado el clítoris como los dedos que estaban en la vagina que yo notaba por el placer que recibía que me estaba tocando el llamado punto “G”.

Disfrutaba mucho y aunque Pedro me decía que lo disfrutara y que intentara que durara mucho, no pude evitarlo y la excitación aumentaba por segundos y le rogué que lo hiciera más fuerte y más rápido hasta que caí en un orgasmo concentrado que me hizo ver las estrellas y aferrarme de tal forma a su miembro que casi la estrujo y comencé a hacerle una paja también con el ritmo acelerado hasta que vi que sus ojitos se nublaban y aunque me avisó de que se corría lo pude comprobar porque su cara iba cambiando satisfactoriamente.

Espero que te les haya gustado.

Cam x Cam

Written by admin

Bueno, empecemos, después de romper con mi anterior novio,
Mamando-verga-1-415x276 mi vida sexual y sentimental, una vez más, se paralizó, y hasta ahora sigo sola después de él, el caso es que para no darme tiempo de pensar y deprimirme me concentré de lleno en mis estudios y en un nuevo trabajo que había conseguido, estaba próxima a cumplir los 20 años, o sea esto fue a finales del 2010 más o menos, mis fines de semana eran aburridos y monótonos no encontraba que hacer, pasaba horas enteras frente al TV o en la PC actualizando mi estado en Facebook, no hacía nada entretenido. Un día en esos momentos de ocio, se me ocurrió la genial idea entrar a una sala de chat de esas que son gratuitas y donde conoces gente de todo tipo, ingresé a una de mi país, con un Nick muy parecido al que uso acá, y pues comencé a charlar, la verdad esa tarde me divertí mucho y el tiempo se me paso volando, prometí a mis nuevos “amigos” que volvería, y me desconecté. Al siguiente día hice lo mismo, y así en cada momento libre visitaba la página, me estaba haciendo muy popular por mis comentarios, picantes y chistosos, y estaba conociendo personas muy divertidas y con las que compartía cosas en común, eso sí, dejaba muy claro que no me interesaba el Cybersex, y mantenía a los chicos golosos a raya, para ese momento no concebía la idea de desnudarme o masturbarme frente a una Cam, era una idea absurda que no estaba dispuesta a considerar, sin embargo algo estaba por cambiar mi mentalidad.

Un día cualquiera mientras escribía en la sala cuanto chiste y cosa absurda se me ocurría, recibí un mensaje privado de un chico que se hacía llamar “VerguitaGrandecita” , admito que el Nick me pareció simpático porque evidentemente raya en lo ridículo, no le di mucha importancia y lo ignoré un largo rato, sabía que con ese Seudónimo no podía querer otra cosa que Cybersex y a mí la verdad, no me interesaba. Me olvidé del chico ridículo, hasta que por accidente abrí el mensaje privado que me había enviado, me llamó la atención que decía tener mi misma edad, y que su trato era muy cortés, además lo que más me gusto, era que escribía perfectamente, sin faltas de ortografías, con acentos y signos de puntuación en su lugar, me olvide por un instante de su absurdo “nombre” y lo salude con la misma cortesía que él lo hacía, y así comenzamos la plática, me contó que era de Cúcuta (Un Municipio de Colombia), que estudiaba Politología, que le gustaban los clásicos del Rock, además de la poesía, me quede gratamente sorprendida, se expresaba con tanta delicadeza, se mostraba tan inteligente, que no podía creer que un hombre así, se hiciera llamar “VerguitaGrandecita”, no tenía lógica. Perdí la noción del tiempo pase un buen rato leyéndolo, hablando de todo cuanto se nos ocurría, pero tenía que desconectarme, así que me despedí y me desconecte sin pasarle mi correo, aun no estaba lista.

Cuando volví a conectarme, confieso que lo primero que hice fue buscar entre los conectados en el chat, con la esperanza de coincidir con él, pero no estaba, así que me di a la pena y deje las cosa así, Oh sorpresa cuando minutos después de haber entrado, él se conectó, fue grato volver a leerlo, y esta vez, cuando me pidió el MSN, se lo di gustosa. Así empezamos una bella amistad, intercambiamos fotos y para ese momento no me había ni pedido que pusiera la Cam, ni mucho menos había hablado de temas calientes conmigo, al contrario era romántico, compartíamos canciones y fragmentos de poesía, aunque en el fondo sabía muy bien que solo se estaba ganando mi confianza. Ya llevábamos varias semanas leyéndonos cuando una tarde mientras chateábamos en el MSN la conversación fue aumentando de nivel, y aprovechando que estaba sola en la casa, decidí seguirle el juego y ver si era capaz de calentarme.

Él me propuso un juego, nos haríamos preguntas calientes y el otro estaba en la obligación de responder por más fuerte que fuera la pregunta. Él comenzó preguntando cosas simples como: ¿Eres virgen?, ¿Con cuantos hombres has estado?, ¿Que es lo que más me gusta que me te hagan en la cama?, etc., las respondí con mucha naturalidad y sin muchos detalles, mientras tanto por mi parte le devolvía la misma pregunta, hasta que le pedí que me contará su mayor fantasía sexual, su respuesta me dejó sorprendida, imaginé que me diría lo que todos los hombres: Quiero un trío con dos chicas muy sexys, o sodomizar a una mujer o algo por el estilo, pero no, era algo simple, lo único que quería era que le dieran una buena mamada, que se comieran su pene completito, y que al terminar no dejaran escapar ni una gota de su semen y se lo tragaran todo, no puede evitar sonreír, era irónico, porque yo gustosa hubiera hecho realidad su fantasía , con lo mucho que me gustar hacer una buena felación y todo el empeño que pongo en no dejar escapar ni una sola gota de lechita, ufff, lástima que estaba lejos de él, sin embargo imaginarme siendo la primera en comerme su hermosa verga, que estoy segura estaría riquísima, pues me calentó de golpe, le narré detalladamente cómo me comería su palo:

-Bueno para empezar Cami (su nombre es Camilo), me pondré de rodillas ante ti tomaré con suavidad tu erecto y sonrojado pene y pasare la punta de mi lengua por la cabecita, luego la deslizaré por toda la extensión de tu divino músculo, y sin dejar de mirarte como toda una putita, abriré la boca lo mas que pueda y comenzaré a comérmelo enterito, despacio, hasta dejarlo bien empapado de saliva, subiré y bajaré por todo tu miembro apretando en cada movimiento mi labios, gozando al ver tu rostro complacido, aumentaré el ritmo, y mientras muevo con agilidad mi cabeza para engullirlo por completo y a una buena velocidad, me ayudaré con las manos para pajearte y no descansar hasta que llenes mi boca con todo tu rico semen, cuando te vengas jugaré un poco con el dentro de la boca mezclándolo con mi saliva y luego lo tragare despacio, saboreándolo y disfrutando su sabor, y si se me escapo algo por las comisuras de las labios, pues lo empujare dentro con mis dedos, así nada se desperdiciará nada.

Después de esta descripción, Camilo, no respondía, se quedo un rato sin escribirme, y no sé, pensé que no le había gustado lo que le escribí, pero la razón era totalmente opuesta, Cami había comenzado a masturbarse después de leer eso, claro que en ese momento no me lo admitió, me lo contó tiempo después cuando ya teníamos más confianza, pasaron varios minutos y cuando volvió a escribirme me dijo que estaba en el teléfono por eso se tardó, y que le encantaba lo que decía, esa tarde también le narré con detalle, como había sido mi primera vez, y él me describió una visita a la psicóloga que se había puesto muy caliente. Lo admito me excite como nunca, no pude evitar tocarme mientras lo leía claro que no se lo dije, pero sé que él estaba igual de caliente que yo , hablamos un rato mas, y nos despedimos.

Esa noche me masturbe pensando en Camilo, imaginando su carita de complacencia al tenerme de rodillas ante él, mamando como una puta, caliente y loca, queriendo alimentarme con su leche, tibia y cremosa, me ponía a mil imaginar su cuerpo sobre el mío ardiendo de placer, penetrándome con fuerza, haciendo que aullara con cada perra hasta correrme junto con él, (aclaro, para ese momento no habías vista nada de Cami, solo su rostro, pero tengo una imaginación bien calenturienta y libertina Jajaja) Creo que mientras me masturbaba me introducía cuatro dedos, estaba realmente excitada y bañada en jugos que ya escurrían por mi mano.

Comencé a desear Camilo, era absurdo en ese momento, pero me parecía un hombre tan fogoso, y desinhibido en el sexo, que atraía toda mi atención.

Habían pasado ya Cuatro meses de estar charlando y nuestra amistad iba bien, a veces me contaba de las chica que le gustaba, otras veces hablamos de las nenas a las que se quería tirar, era muy divertido y simpático y se había ganado toda mi confianza, mi pudor estaba cediendo y ya era yo la que le platicaba de sexo le describía con detalle cómo me masturbaba pensando en él, y él guiaba mi ritmo, diciéndome lo que debía hacer y cómo debía tocarme, conseguía que me corriera ahí, echada frente al PC, con las piernas abiertas y los dedos en lo más profundo. El hacía lo mismo, y cuando estaba por venirse, terminaba en el baño, para no manchar todo, le sale una buena cantidad de lechita que algún día será mía, todita jeje, para ese momento ya me había pedido que pusiera Cam, pero me negué argumentando que no tenía, y era cierto, la había dejado caer y pues estaba rota, pero le prometí que conseguiría una, fue entonces cuando me pidió un “Regalito”, ya que estaba próximo a cumplir años, me pidió que hiciera un video donde me masturbara para él, quería ver cómo llenaba mi cueva con algo grueso, mientras gemía y me retorcía de placer, y pues como era su Cumple, no me pude negar.

Aproveché que ese sábado la casa iba estar a sola y a mi disposición, rebusque en el refrigerador algo que me sirviera, y ¡Eureka!, ahí estaba, una gruesa e imponente zanahoria que haría manjares en mis entrañas, la limpie bien, y la chupe un poco para lubricarla, encendí la mi Cámara digital y comencé, sabía que no podía hacer un video muy largo, así que solo grave cinco minutos de “sesión” eso sí, me aseguré de gemir fuerte y decir lo mucho que me gustaba, para que el video fuera de su entero agrado, y así fue, me escribió complacido y de vuelta me envió unas fotos de como se había puesto, ver su enorme miembro, porque eso sí , Cami tiene una verdadera joya entre las piernas, su verga es grande, gruesa, cabezona y adornado por sus venas bien hinchadas, es divina y sobra decirlo pero solo verlo despertó mi apetito de gata golosa, fue ese el momento oportuno para comentarle lo que pensaba del Cybersex, y decirle que con él estaba dispuesta a probar.

Conseguí una Cam prestada y luego de haber transcurrido siete meses de estarnos conociendo, me pareció oportuno dejarme ver, me arregle un poco, y me aseguré de usar una blusa con un buen escote, que dejara ver mis prominentes tetas, de las que tanto le había hablado y las que tanto había admirado en mis fotos y así iniciamos la conversación, (les escribiré el diálogo, espero ser precisa y no aburrirlos):

-Hola linda ¿Como estas?

-Muy bien mi Cami, aquí aburrida y sin mucho que hacer.

-Pues sabes que si te puedo ayudar en algo, lo haré gustoso, recordar la “zanahoria” me pone inquieto, y ni contarte que tengo un “amiguito” que se despierta al verte conectada.

-Jajaja, que “amiguito” tan juguetón, pero me encanta, e inspira, me pone un poquito loca.

-¿Un poquito? Dime que tengo que hacer para ponerte loca completa, me vuelvo tu esclavo de placer ahora mismo.

-Sabes que no me gustan los esclavos, al contrario busco un macho que me azote Jeje, pero si hay algo que puedes hacer.

-Dímelo, que hoy hago lo que quieras.

-Déjame ver cuanta lechita te sale :$

-¿Enserio quieres eso?

-Siiii, me estoy muriendo de ganas, y hoy estoy más caliente que de costumbre.

-Wau, linda, ahora si me calentaste, está bien, pondré la Cam, es una lástima que no pueda verte. Pero te imaginaré como lo he venido haciendo.

-OK

…………………………………….

-¡Ay Dios, que divina estas!, ¿Porqué no me dijiste que tenías cam?, esto si es una grata y rica sorpresa.

-Pues por eso precisamente quería infartarte de la impresión, Jajaja

-Que sexy estas uff, déjame ver un poquito más de ese escote.

-Que rico, que tetas mas divinas, me quiero perder en ellas, comértelas, las quiero ver desnuditas, déjame por favor.

-No, aun no.

-Por Favor..!! No me hagas sufrir, y no te lamas los labios, esa boquita tuya, si que provoca cosas malas, me estas poniendo muy loco, si quieres que te ruegue lo haré, pero no me vayas a dejar con ganas.

-Jajaja, No es mi estilo dejar a los hombres con ganas, está bien te voy mostrar más.

(Me despojé de la blusa y quede con un sostén negro, de encaje, muy coqueto)

-Que delicia, una hembra como tu es lo que necesito, a ver, tócate un poco, agárralas fuerte, piensa que son mis manos las que te acarician.

(Comencé a frotar mis tetas, a tratar de abarcarlas con las manos y a juntarlas)

-Sigue así me encanta como te acaricias ese par de tetazas, me las comería todas, se ven bien suaves me antoje.

(Sacaba su lengua y la movía frente a la cam, simulando la forma en que me comería los pezones, me encantaba ver sus labios, me puse al rojo vivo)

-Ahora linda, libéralas, muéstrame esos pezones, dale.

(Tiré de mi sostén, y le enseñé los pezones, duros y rodeados por mi enorme aureola café)

-WAAAAAAAAAA..!! Me vas a matar, que ricos están como los deseo, quiero mamar hasta que se enrojezcan.

(Paré de tocarme y le dije)

-A ver Cami, ponte de pie quiero ver que tan despierto esta tu “amiguito”.

(Poniéndose en pie, dejo apreciar bajo su jean, el enorme bulto que su miembro dibujaba)

-No está muy incómodo ahí dentro. –Le dije.

-Si Si, ya me aprieta el pantalón, mejor lo saco ¿no?

-Claro que sí, no lo hagamos esperar más.

(Abriendo su pantalón, y despojándose del bóxer, dejó ver para mí en Vivo, su delicioso y venoso aparato, colorado, y brillante, lo imagine caliente y rebosante de latidos)

Para ese momento yo ya estaba empapada de jugos, mis tangas se sentían húmedas, mi clítoris palpitaba, y me meneaba indiscretamente sobre mi asiento, apretando las piernas para tratar de aliviar las ganas que sentía. La video conferencia siguió.

-Uy..!! Que rico Cami, está bien bueno tu amiguito, ahora eres tu el que me antoja te haría un montón de cosas en este momento.

(Acerqué la Cámara a mis labios, y frotando mi dedo índice sobre ellos, simule los movimientos igual como si estuviera disfrutando de una jugosa polla)

-¿Así me lo harás?, ¿Así complacerás mi fantasía?, quiero esa rica boca ya, aquí haciéndome ver estrellas de gusto.

Sonreí muy pícara, y le enseñe un poco mas mi lengua y algunos movimientos, luego acomodé la Cam, y seguí amasando mis pechos, esta vez tomé uno y lo levanté para alcanzar a pasar la lengua sobre mi pezón y dejarlo bien empapado, el acto calentó a un mas a Cami, que me miraba con cara de sorpresa.

-Que rico mamacita, comete, uy si, así, me encanta que puedas hacer eso.

-Pues sé algunas cositas Jeje.

-Enséñame más por favor.

(Bajé la cámara lo suficiente para que enfocara mi vagina y me fui quitando el jean dejando a la vista mi tanga empapada)

-Veo que estas bien mojada, mastúrbate con la tanga.

(Acomodé mi tanta Fucsia entre los labios vaginales, y comencé a moverla haciendo presión hacia arriba, sentía mi clítoris palpitar, y un calor que me invadía)

-Que rico, si hazlo así me encanta.

(Despacio hice a un lado mi tanga y separe lo mas que pude las piernas, estire a los lados mis labios y le di una visión perfecta en primer plano de mi concha mojada, que se abría y se cerraba pidiendo a gritos ser penetrada)

-¿Me la estas ofreciendo?, esta deliciosa, me la quiero comer completa, mientras me gritas que no pare.

(Mientras lo leía, me metía con ganas los dedos, moviéndolos dentro para que saliera más y más jugo, estaba bien arrecha, meneaba mis caderas y lanzaba leves gemidos, con la palma de la mano, frotaba mi clítoris y disfrutaba cada vez mas)

-Si, date duro, que Gran Puta eres, no pares, follate como una perra.

Él estaba aumentando el ritmo de su masturbación se la jalaba con violencia, fuerte, y había momentos en que la estrangulaba de la base, para tratar de retrasar su orgasmo, la veía enrojecerse casi a punto de estallar y eso me calentaba mas. Yo también había comenzado a ir más rápido, y a mi no me interesaba para nada aguantar mi orgasmo, así que con gran velocidad froté mi hinchado clítoris y disfrute de un gran orgasmo, intenso y que me hizo pegar un grito que se pudo oír en toda la cuadra jeje. Cami al ver que me corría, también acelero sus jalones, y cuando estaba a punto de estallar, me pidió que lo esperara, pensé que se había ido al baño y que no me ofrecería su lechita, pero me equivoque, llego rápido y con un vaso en la mano, y ahí derramo su apetitoso néctar, exhibiéndolo frente a la Cam, para que yo pudiera apreciarlo y relamerme de ganas, es eso lo que más odio de las Cam por Cam, me dejan antojada y a mi paladar antojado de saborear una buena verga.

Ambos estábamos sonrojados y sudorosos, nos desconectamos para poder limpiarnos, luego de eso, seguimos chateando un poco, el me agradeció y pues finalizamos la plática.

Esto es todo, espero no haberlos aburrido con tanta palabrería jeje, Les cuento también que Cami y yo planeamos conocernos personalmente a finales de este año (2012), así que la historia del encuentro se las narrare cuando pase jeje, además de haberme estrenado en el Cybersex con él, también hemos tenido platicas por teléfono y terminamos recostados en nuestras respectivas camas corriéndonos sin control, igual seguimos viéndonos por Cam, y hace poco hicimos un “Trío Virtual” con una chica, pero si me lo piden se los narro en otra historia.

Aclaro, el Cybersex solo lo he hecho con Cami, y aunque ya no pienso como antes, pues no me interesa convertirme en una Cyberputa jeje.